+
La semana antes de mi partida para los Estados Unidos, me ocupé en conseguir las vacunas de mi perra “chiquitita” en la forma que indican en la Embajada y exige el departamento de Inmigrasion de USA.

Un Viaje Accidentado


Historia de un viaje accidentado

  • Viaje a Estados Unidos

La semana antes de mi partida para los Estados Unidos, me ocupé  en conseguir  las vacunas de  mi perra “chiquitita”  en la forma que indican  en la Embajada  y exige el departamento de Inmigrasion de USA.

El problema que tienen  ellos,  es que estas vacunas y la revisación  debe hacerse 5 dias  antes de la partida como máximo,  asi que  lo gré  lo que se requería y me mudé  a la casa de mi prima en Mataderos,  desde donde partiría a Buenos Aires.

Como había  entrado  con  el pasaporte Norteamericano y me había pasado de la fecha que me dieron en el Aeropuerto las Autoridades de Inmigracion Argentina,  fui a la Embajada Norteamerica para que me explicaran el trámite a seguir;  mi pasaporte pese a que es norteamericano  ya que soy un ciudadano  naturalizado, dice bien claro “nacido en Argentina”,  asi que la empleada que me atendió, Argentina, me explicó que habiendo nacido en Argentina, tenía el derecho de estar en Argentina y ningun permiso  especial era necesario..

Bueno, tuve que demorar unos dias  mi partida, entonces , me encontraba con un certificado que podia ser invalidado para la chiquitita al momento de partir.

Pedí  a Laura (lince) que pidiera al veterinario que me diera otro certificado poniendo la fecha,que me permitiera partir. lo cual el Veterinario   hizo,  pero n o  en la forma requerida por las autoridades que habia hecho antes.  Ya la historia es demasiado larga, asi que ahorraré algunos detalles. 

El  día anterior a  mi partida tuve que tomar un remise en Mataderos e ir y volver con el certificado;  llevarlo al Lazareto y autentificarlo. Anteriormente tuve que tomar dos remises para llevar mis efectos y la perra a Buenos Aires.

Salí  en un remise  el dia 18 y despues de pasearme con el remise,  esperando 5 horas en el aeropuerto para averiguar que el avión estaba con sobrepeso y logicamente me pidieron mil disculpas y me hicieron volver al otro dia.

George and Chiquitita
George and Chiquitita

Al  dia  sigiuiente,  la perra  subió  al avion;  mi equipaje también;  voy  a pasar por inmigracion y me dicen  que me había pasado de fecha. Fui a la oficina donde me atiendie  un “Señor ????” y me dice que tengo que pagar una multa de $ 300;  pero después cambió de opinión, tal vez fuera por mi pasaje de primera clase, y además me llevaba la perra…. Creo  que  fué demasiado el ver a un Argentino así, jajaja, me río ahora del pobre infelíz, pero en aquel momento hubiera hecho cualquier cosa sin ningún remordimiento.

Bueno, me bajaron del  avión mi equipaje y la perra y tuve que llamar a Buenos Aires para que me envíen un  remise y recogerme nuevamente. al próximo día;  con otro remise me fuí  a la Policia Federal a sacar el pasaporte requerido por el “Señor”  de inmigracion.  Pague creo que $  170   y me dieron la constancia del pedido de pasaporte que me pidió  el amable  “señor”  de inmigracion.  Una vez alli me hicieron pagar  $ 300  de multa y ni me pidieron la constancia que el  hijo de su buena madre   me hizo obtener  en la Policia  Federal .

Bueno, otra vez por la tarde en el Aeropuerto; Ya todos ahí me conocían  y me saludaban, creanlo que las chicas me saludaban y me despidieron con un beso en las mejillas; Finalmente  partimos, fué un viaje maravilloso, una cena  exquisite, vinos selectos, postres deliciosos, pero ahí no terminó ,  ya que llego a Atlanta, y el  avión a tomar para Dallas estaba completo, y tenia que esperar 2 horas;  voy a ver mi equipaje y me entero que alguien o la misma chiquitita,  habia roto  la jaula,  asi que tenia que comprar otra y enviarla al Aeropuerto,  poner a Chiquitita y embarcarla en otro vuelo.

La jaula que cuesta  usualomente  60 dolares me la cobraron 250 dollares, al cambio actual 1000 pesos  argentines;  Llego a Dallas  finalmente,  como no tenia que esperar el Avión de Chiquitita

hasta recibir noticias de su llegada , me fui a casa  y volvimos a las 11 de la noche a recibir a Chiquitita, ya con ella nos fuimos y mi nieto se quedo a recibir el equipaje hasta la 1 de la mañana.

Pero valió la pena ya que estoy aquí, América tiene defectos y problemas, pero pese a todo es increiblemente hermosa la vida aquí, si quieres trabajas y lo haces duro, no tiene igual.

George

Pobre George, y pobre Chiqui

Es tan... "argentino" lo que describís, George, qué no sé por qué todavía me horrorizo y me sorprendo.

Lamentablemente vivimos (yo todavía sigo firme, como rulo de estatua acá) en el país del negociado, la coima, el acomodo y el "hagámosle la vida imposible al usuario".

Obvio que no todos los argentinos somos así, pero la mayoría de los que ocupan un cargo,(por ínfimo que sea), público, creen que el que está del otro lado del mostrador es "el carlitos" a quién humillar, y esquilmar.

Qué te puedo decir... Lo que te digo siempre: ¡Qué país, c.....!

En fin, lo que me alegra es que al fin, vos y el pobre bicho estén en casa tranquilos, rodeados de la familia.

Yo :)


comparte esta página en: