+
Caminando por las calles de noche en Calcuta - India, se ve el hogar de cientos de personas, las veredas. Llega la noche, tiran un trapo o un cartón y se duermen ahí uno al lado de otro.

Sintiendo desde Calcuta


Calcuta India

  • Carta de mi hija Sofía 

Santuario de la Madre TeresaLos jueves es el único día que los voluntarios no trabajamos. Por eso aprovecho a enviarles unas líneas con la ficha que me acaba de caer después de una linda meditación.

Si tuviera que definir en una sola palabra lo que se vive a diario en este terrible pero maravilloso lugar, seria SIMPLEZA. Esta realidad es la que me llena de amor, me conmueve y me enseña tanto. Es una forma de vida reducida a la mínima expresión. Intentaré explicarlo.

Caminando por las calles de noche se ve el hogar de cientos de personas, las veredas. Llega la noche, tiran un trapo o un cartón y se duermen ahí uno al lado de otro. Ellos viven sin absolutamente NADA. A la mañana se bañan en donde haya una canilla en alguna vereda tapando sus partes con un trapo delante de todos. Cada mañana mientras camino hacia Mother's House, me sonríen todos enjabonados. Hacen pis mirando cualquier pared o meaderos que han hecho en la vereda que no son mas que dos paredes una de cada lado. Caminan por las calles lavándose los dientes, algunos con el dedo otros con un cepillo. Llenan botellas y botellas de esa misma agua para llevar y beber durante el día (agua que si nosotros la tomáramos estaríamos una semana con descompostura). En esa misma canilla lavan su ropa golpeándola contra el piso que luego cuelgan de algún cerco.

Calcuta - Santuario Madre Teresa
Calcuta - Santuario Madre Teresa

Muchas de estas personas inclusive tienen un trabajo durante el día. Ellos aprendieron a trabajar o a dar un servicio sin nada. Ahí es donde veo la simpleza. Sea empujando una carreta a pie (y descalzos sobre el pavimento con calor de mas de 40 grados) para llevarte de un lado a otro, sean dos tablas de madera una especie de hornito de barro a carbón y un par de ollas te cocinan algo de comida. Sentados en el piso con un par de mangos. Algunas sillas viejas o un par de tablas a modo de banco donde servir un poco de chai (te). Arreglando zapatos tan viejos que nosotros no nos hubiéramos siguiera permitido regalar. Con lo básico de lo básico tienen un trabajo.

La vereda es su cama o su cuna, su lugar de trabajo, su baño y su lavadero. Alguna vez nos imaginamos cuanto puede darnos una vereda?? Ahí esta la simpleza de la vida. No les falta nada y a la vez no tienen nada. Que contradicción no? Cuanto que aprendo de ellos, es el mejor regalo que me han dado.

A pesar de todo tienen dignidad. Su creencia en el Karma y en la reencarnación los lleva a aceptar su realidad y vivirla dignamente. Es increíble como ellos con tan poco por no decir nada no sean resentidos. No quieran robarte. Nosotros por otro lado, necesitamos tanto. Para hacer algo siempre necesitamos de tantas cosas, si uno no tiene trabajo no es capaz de ingeniárselas para fabricarse uno, piensa que necesita esto y aquello. Si tiene todo siempre quiere mas, nunca ese todo, es suficiente y para que? Si algún día moriremos y nada de todo lo que tenemos podremos llevarnos? Para que seguir comprando y comprando?? Es que estamos tan necesitados? Que nos pasa?? Por siempre nos falta algo??

Bebito durmiendo sobre la vereda sucia desnudos sin absolutamente nada. A veces están solitos durmiendo, a veces con algún hermanito. Saber que esos niños no conocerán nunca el significado de la palabra HOGAR o si quiera saber como dibujar una casa algún día...como explicárselos??

Sor Teresa salió a la calle con una mano atrás y otra adelante también sin NADA jugándosela por los enfermos saliendo del convento para serle útil a la humanidad. Saben cuantos centros de las hermanas de la caridad hay en el mundo?? Mas de 400. Esa NADA se convirtió en TANTO. Si con nada se puede hacer tanto, con TANTO cuanto se podría hacer??

Todos los días curo heridas que no sanan que no cicatrizan porque no se alimentan bien. Ellos vuelven a venir a cambiar sus vendas y el mismo agujero sigue igual. Así pueden pasarse anos. A la vez esas vendas que de andar descalzos llegan llenas de mugre y malolientes son las que van lastimando o secando el resto de la piel sana. Una mosca le pone huevos en la herida y llegan llenos de gusanos.  Vienen quemados, con sarna, mordidos por ratas de la cantidad de basura que hay en todos lados, es un basural esta ciudad. Se mueren de dolor. Son heridas de quirófano y los atendemos sobre un banco con lo mínimo de lo mínimo. Un poco de pervinox tal vez algún punto, sin anestesia si es que vinieron a tiempo, una gaza una venda y listo. Pero si van al hospital ni siquiera los tocan y se van igual que como llegaron...Te agradecen, se inclinan te tocan tus pies y juntan sus manos en agradecimiento y te bendicen. Que mas puedo pedir? Recibo esa gratitud desde el fondo de sus corazones y me llenan de lagrimas. Luego se van rengueando con sus ropitas sucias con agujeros algunos con una sonrisa otros con mucho dolor o pesar.

El otro día fuimos a bañar a chicos de la calle. Fue muy divertido terminamos totalmente empapados de arriba abajo. Éramos 4 voluntarias para bañar a mas de 30 niñas y 4  voluntarios para bañar a los minios. A pesar de la felicidad de las niñas uno no podía mas que ver cuando se sacaban sus ropitas también agujereadas e inmundas y con olor a pis, que íbamos a tener que volver a ponérselas. salían del baño y se ponían talco por todos lados sobre todo en la cara. Como les gusta el talco! Peinarlas con un peine medio roto fue un triunfo ya que normalmente no se peinan pero todas querían peinarse! Y ahí salían todas limpitas y felices con solo ese baño y un poco de comida que les dimos después.

Cuanto les damos a nuestros hijos en nuestros países y cuantas veces ni siquiera lo aprecian. Sera bueno darles tanto? Sera bueno que necesiten tanto para luego ser como nosotros que nada nunca es suficiente?

Esto es lo que sentí hoy, espero que no haberlos aburrido. Necesitaba escribirlo gracias por escuchar.

Los quiero

25 Jun 2009

Sofie

by: Susana


comparte esta página en: